Historia de la Asociación Argentina de Pesca

El origen de nuestro querido Club se remonta al año 1934 cuando un grupo de pescadores fundan el “Anexo Pesca”, la misma fue una denominación convencional que duraría muy poco, ya que mediante una asamblea realizada el 7 de junio de 1936, que contaba con 73 socios, se aprobó luego de una votación el nombre de Asociación Argentina de Pesca. A finales de 1939 los pioneros comenzaron la construcción de lo que seria el edificio de nuestra Sede “Viamonte”. En esta imagen se aprecia la torre para realizar las perforaciones y colocar los pilotes. Durante la realización de esos trabajos, sobrevino una tremenda sudestada que provoco enormes inconvenientes y un gran deterioro al viejo muelle que pago un caro tributo por encontrarse tan internado en aguas del Río de la Plata. Se dice que una imagen vale más que mil palabras, en este caso el refrán se aplica a la perfección. Apreciamos el edificio cuando estaba terminando de construirse en 1940. Se aprecian nítidamente los pilotes de madera del muelle que llegaba hasta la entrada que da la Avda. Vemos como el espacio que hoy en día ocupa nuestro magnifico parque era hace décadas “río abierto”. cuando aún se encontraba rodeado por el agua.






Al relatar la historia de la AAP debemos mencionar la ilustre visita que el 29 de julio de 1954 realizo a nuestra Sede “Viamonte” el entonces Presidente Juan D. Perón, que concurrió para inaugurar los concursos de pesca interescolares. Aquella memorable tarde, un bosque de brillantes cañas recibieron al mandatario, que fue acompañado en todo momento por nuestro Presidente Dr. Chavarri.
Después de recorrer buena parte del muelle, ingreso al edificio donde comento elogiosamente la vitrina de trofeos. Antes de retirarse, le entregamos una medalla de oro que lo acreditaba en su condición de socio honorario. No solo importantes políticos visitaron nuestra Entidad, también recibimos la visita de ilustres escritores como Julio Cortázar quien anduvo por nuestras instalaciones por el año 1950 y utilizo el muelle como marco final para su novela “El Examen”. También Mario Benedetti se demoró tras un almuerzo disfrutando de nuestra Sede Viamonte y accedió cordialmente a la firma de valiosisimos autógrafos.